CON SEMILLAS SULFATADAS, de Juan González De la Cruz

     Al adquirir este librito puedes disfrutar de dos placeres: ayudar económicamente a afanion,  Asociación de Familias de Niños con Cáncer de Castilla-La Mancha, que ya es suficiente motivo para tenerlo en tus manos.
     Leerlo es el segundo placer, porque estarás haciendo feliz a un humilde poeta novel, a pesar de sus setenta y tres años.
     Puede que disfrutes de un tercer placer y es que, si no eres lector de poesía, estos versos, por su sencillez, pueden adentrarte en el mundo mágico de los poetas y descubrir cosas que nunca pudiste imaginar.
   El autor.


DE MI CORAZÓN AL PUEBLO, de Juan González De la Cruz

   Querido lector:
   El contenido del libro que tienes en tus manos te llega con cincuenta años de retraso, ya que se concibió cuando yo contaba con diecinueve de edad. Pero, en aquellos tiempos, mi mente cayó en estado de coma literario, o como se quiera decir, y ha venido a despertar, prácticamente, en el ocaso de mi vida.
   No creo que haga falta advertirte que en este libro se nota la pluma de un escritor novel. Aunque tengo sesenta y nueve años, gran parte de su contenido estaba bien guardado en un rinconcito de mi  joven, y, cómo no,  inquieto y revoltoso cerebro.
   Una parte muy importante de su  contenido puede parecer un anacronismo como, por ejemplo, “El milagro del pan”, que dedico a la memoria de mi tío Juan,  pero leyéndolo despacito te darás cuenta que  gran parte de lo que ahí se dice se puede extrapolar a los tiempos en que vivimos.
   Te invito a que lo leas, su sencillez y tu inteligencia harán que lo entiendas a la perfección. 
   El autor.


COLECCIÓN DE CANTARES DE SAN PABLO DE LOS MONTES, TOLEDO, de Florentino Suárezy Samuel Rubio Suárez

   Aquí se hallan las coplas y cantares recogidos de la tradición oral del singular pueblo de San Pablo de los Montes (Toledo).
   Lo que estas páginas guardan está hecho para ser cantado en jotas, música española y folclore variado.
   Y aunque no se vaya a cantar se encontrará todo esto tan ingenioso como divertido; porque es un viaje a la cultura, al amor, al humor, y a las tradiciones y modo de vida del no tan lejano pasado de los pueblos castellanos.
   Se han clasificado los cantares por temas, o según la ocasión para los que fueron creados: religiosos, de quintos, estribillos, navideños…
   Por ello, este libro también constituye un archivo y rescate filológico de parte de la lengua castellana y de su evolución durante todo el siglo XX, en el entorno rural de buena parte de la Península Ibérica.